El Consejo Paterno o la Conversación Galante

O como la interpretación del arte mejora con los años, como el vino.

Este cuadro del pintor holandés barroco Gerard ter Borch, fue conocido como “La Admonición Paterna” durante mucho tiempo. La interpretación clásica hablaba de un padre aconsejando a su hija bajo la atenta mirada de la madre. Bueno, en realidad la madre se dedica al vino.

Gerard ter Borch_Conversacion galante.jpg

Análisis más modernos han desentrañado mejor la simbología pictórica de la época. La espada y la cota de malla del hombre nos dicen que es un soldado. Las plumas de su sombrero simbolizan la disipación y el cachondeo. La señora que bebe vino es una alcachueta y la chica del vestido de satén que desnuda descaradamente su nuca es una prostituta.

Cito a Marga Fernández-Villaverde: La cama con dosel del fondo, el perro, la vela apagada y torcida y la cinta tirada con descuido sobre la mesa son otros detalles que suelen aparecer en escenas de este tipo.

En una restauración de la obra se descubrió el detalle revelador que faltaba: la moneda que sostenía el soldado en la mano derecha había sido censurada posteriormente.

bp_advic.jpg

Dos apuntes:

  • Nada es lo que parece.
  • En el siglo XVII tenían una cultura visual que nos da mil vueltas.

Todo lo cual convierte en graciosísimo este delirio sobre la familia, ilustrado con la representación de un acto de prostitución.

Por cierto, visiten el blog de Marga Fernández-Villaverde; Harte con Hache, si les gusta el arte. Es de donde he sacado toda esta información.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s