Y mientras tanto, en Afganistán

Las cosas siguen igual. O peor:

El segundo símbolo, aunque involuntario, ha sido el hecho de que Chacón y su comitiva hayan utilizado tres helicópteros para desplazarse desde la base de Herat a Camp Stone, a sólo 12 kilómetros, ¿Por qué? Porque la OTAN no es capaz de garantizar la seguridad de las carreteras ni siquiera en las inmediaciones de sus mayores bases. El pasado domingo un atentado suicida contra el ministro de Energía y ex señor de la guerra, Ismail Khan, en Herat dejó 14 muertos. Lo paradójico es que Khan, que salió ileso, culpó a su compañero de gabinete, el ministro de Interior.

MIGUEL GONZÁLEZ. Más en El País

Bonus: el ministro de Energia (antiguo warlord) culpa al de Interior (idem) del atentado que casi lo mata. Y aquí nos quejamos de que Camps no dimita.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s