Desfile del Año Nuevo Chino en Barcelona

dscf2323 dscf2326 dscf2328 dscf2333 dscf2342 dscf2344 dscf2354 dscf2372 dscf2375 dscf2383 dscf2391 dscf2396 dscf2403 dscf2411 dscf2434 dscf2441 dscf2461 dscf2462 dscf2465 dscf2466 dscf2473

Anuncios

“Los palestinos son los descendientes de los antiguos judíos”

Shlomo Sand, profesor de Historia de Europa en la Universidad de Tel Aviv, publicó en el 2011 “La invención del pueblo judío“, donde cuestiona algunos principios básicos de la historia israelí oficial.

palestinaisrael

El libro se mantuvo cuatro semanas en la lista de los más vendidos en Israel, algo que Sand no acaba de entender. A cambio, ha tenido pagar el peaje de recibir anónimos donde se le amenaza e insulta, llamándole kelev natzi masria (perro nazi apestoso) y otras lindezas.

El libro contiene tres tesis complementarias, que en el pasado tuvieron cierto predicamento, incluso entre historiadores sionistas, pero que hoy han sido ocultadas. Los actuales judíos provienen en buena parte de pueblos europeos que se convirtieron al judaísmo fuera de Palestina, la diáspora no existió o ha sido magnificada y los judíos que se quedaron en la zona, los palestinos, son los auténticos descendientes de los judíos.

Perseguidos de nuevo, de nuevo por colonizadores europeos.

The Time that remains, Elia Suleiman, 2009.

La desolación. El Salón del Cómic de Barcelona 2016.

La última vez que visité el Salón del Cómic de Barcelona fue hace unos 20 años. O más. recuerdo aquello como un monumento a la cutrez, pergeñado con más voluntad que medios. Así que cuando me regalaron una entrada para esta edición, pensé, estamos en el siglo XXI, el cómic sale en la tele, el salón lleva 34 ediciones, cada año lo petan de público, ¡esto será una pasada!

poster 34 salon comic barcelona

Eres un iluso, chaval.

Hay cosas que no cambian. El carajillo con anís era una mala idea y lo sigue siendo, el Salón del Cómic de Barcelona era una cutrez hace 30 años y… ¡spoiler! ¡lo sigue siendo!

Vamos por partes, como diría Jack. Lo primero que ví al entrar fue el concurso de cosplay. Que era un escenario montado en una esquina de un hangar vacío que podría acoger a varios destructores imperiales. Vacío del todo no estaba, había una exposición dedicada a Ibáñez, que cumple 80 añitos como 80 soles. Unos cuantos originales desperdigados por aquel erial, por el que echabas a faltar unos patinetes de alquiler o algo para recorrer ese desierto hormigonado, y ya. Ah, sí, ¡también había unos hinchables de Mortadelo y Filemón !

panelesnaranjas
¿Veis esos paneles naranjas en la lejanía? Eso era la expo dedicada a Ibáñez. Hasta el profesor Bacterio habría llorado

Rayos y truenos, al final el santo de Ibáñez se va a morir sin que nadie le rinda el homenaje que se merece.

Pero volvamos al cosplay, que da mucho juego, porque incluso siendo domingo por la tarde y lluvioso, había un buen puñadito de gente paseando disfrazada por el Salón. Esto va a ser divertido, pensé. Pues no.

crossover
El mayor crossover de la historia

Tras media hora de retraso, las presentadoras se dedicaron, nada más salir al escenario, a abroncar al público porque sólo había 3 concursantes. Lo pongo en letras por si acaso. Tres.

loscalatrava
Los Calatrava disfrazados de Sailor Moon
publicocosplay
Será por público
fotografos
O por prensa
maspublicocosplaycosplayero
O por peña disfrazada
eltrepamuroswatsapeando
Trepamuros y parienta watsapeando

Uno de los concursantes, un stormtrooper (ese gran cómic que es la Guerra de las Galaxias) muy majete, me dio una posible pista de tamaño éxito de convocatoria: los premios rayaban en la opulencia de los opíparos banquetes de Carpanta: imaginarios o casi.

amidala
La princesa Amidala. O un padawan. ¿Se nota que la Guerra de las Galaxias me importa un higo?
dejaesoanda
Deja eso, anda, que te vas a hacer daño
momentotejero
El momento Tejero del concurso

Bueno, y el resto del salón pues por el estilo. Estands de editoriales y de tiendas de cómic separados por kilóooooooometros de hormigón. Aquello parecía un homenaje sutil al Construmat.

Oye, que igual el sábado aquí había hordas de tebeo-adictos:

niidea
Es que ni idea de quienes son, oye.

Un espacio de conferencias en otro rincón, abierto a los cuatro vientos, porque mola mucho más ir a conferencias donde no se puede oir nada:

conferenciatriste
La conferencia más triste del mundo

Una exposición de coches de tebeo, que sí daba bastante la talla. Igual se dejaron ahí toda la subvención.

esoestabapensandoyo
Mensaje subliminal: el bocadillo dice “tómate una copa y piensa en como escapar”

Y sí, había más expos, pero al cabo de un rato de ver originales colgando de las paredes, pues ya. Y de las pollas mejor no hablamos.

Y grandes momentos cómicos, que para algo es el Salón del Cómic, ¿lo pillais?

momentocomico
Momento slapstick
deadpoolfan
Si es que hasta el buenazo de Deadpool es un fan de Game of Thrones. No perderse el lema de Osuna: Tierra de dragones. ¿Y el cochinillo? ¿Es que nadie piensa en el cochinillo? Ah, no, que eso es Segovia. Señor, cómo estamos ya
estesableserámitalla
Momento chiste machista tipo ¿este sable será de mi talla?
prohibidoestacionar
Lo pone bien claro, coño, prohibido estacionar. Este es bueno

Que no, que esto no es la Comic-con. Que aquí lo del cómic funciona igual que hace 30 años. Fatal. Porque el público es fiel y lo aguanta todo, porque si no, es que no se entiende.

laguerradelasgalxiasnoesunputocomicjoerya
La Guerra de las Galaxias no es un puto cómic, JODER YA
valeloconfieso
Vale, lo confieso, yo había venido aquí por ESTO

Y para terminar, mis recomendaciones de tebeos:

mortadeloyfilemonescapando
Mortadelo y su jefe huyendo del Salón

 

El Consejo Paterno o la Conversación Galante

O como la interpretación del arte mejora con los años, como el vino.

Este cuadro del pintor holandés barroco Gerard ter Borch, fue conocido como “La Admonición Paterna” durante mucho tiempo. La interpretación clásica hablaba de un padre aconsejando a su hija bajo la atenta mirada de la madre. Bueno, en realidad la madre se dedica al vino.

Gerard ter Borch_Conversacion galante.jpg

Análisis más modernos han desentrañado mejor la simbología pictórica de la época. La espada y la cota de malla del hombre nos dicen que es un soldado. Las plumas de su sombrero simbolizan la disipación y el cachondeo. La señora que bebe vino es una alcachueta y la chica del vestido de satén que desnuda descaradamente su nuca es una prostituta.

Cito a Marga Fernández-Villaverde: La cama con dosel del fondo, el perro, la vela apagada y torcida y la cinta tirada con descuido sobre la mesa son otros detalles que suelen aparecer en escenas de este tipo.

En una restauración de la obra se descubrió el detalle revelador que faltaba: la moneda que sostenía el soldado en la mano derecha había sido censurada posteriormente.

bp_advic.jpg

Dos apuntes:

  • Nada es lo que parece.
  • En el siglo XVII tenían una cultura visual que nos da mil vueltas.

Todo lo cual convierte en graciosísimo este delirio sobre la familia, ilustrado con la representación de un acto de prostitución.

Por cierto, visiten el blog de Marga Fernández-Villaverde; Harte con Hache, si les gusta el arte. Es de donde he sacado toda esta información.

La nueva política es muy vieja

O cómo no gestionar una (pequeña) crisis en Social Media.

El 3 de noviembre, Begoña Villacís, portavoz de Ciudadanos en el ayuntamiento de Madrid, tuiteó esto:

El problema es que la foto era una foto de archivo, de la época en que el PP gobernaba en Madrid. Dos días después, el tuitero Proscojoncio se lo hace notar:

El cachondeo no se hace esperar:

Bueno, al grano. Hasta aquí, ningún problema, basta con pedir disculpas por usar una foto antigua y santas pascuas. Pero, como vemos en una imagen publicada por Proscojoncio,  la reacción de Villacís es otra:

Begoña Villacis bloquea Proscojoncio

Matar al mensajero.

Parece que para Villacís, la mejor manera que tiene un político de mostrar que es un amante del debate y la convivencia ciudadana es cerrar la boca a quien le muestra sus errores.

No, la nueva política no era esto. Villacís demuestra no haber entendido nada y seguir usando los medios de comunicación sociales como si fueran un canal unidreccional. Y resulta que no lo son. Los medios sociales son conversación y el que no lo entienda no tiene mucho que hacer en el debate online.

Como ejemplo contrario, la actuación de la alcaldesa de L’Hospitalet: